Ir al contenido principal

Abuelas: madres para una eternidad


Abuelas: madres para una eternidad.

La sociedad lleva siglos sometiendo a la mujer a un rol de género que va por detrás del hombre, es más, mejor dicho siempre la a posicionado a su lado como un perro acompañando a su dueño.

Actualmente, podemos apreciar una gran mejoría en la situación de la mujer pero todavía queda muchísimo que hacer, la emancipación de la mujer y la lucha contra la opresión es una guerra diaria con la que TODAS combatimos a nuestra manera y como podemos.

Hoy en día podemos decir que el feminismo moderno existe gracias a muchas mujeres que empezaron a reclamar su derecho a vivir dignamente sin ser simplemente bolsos de gucci, floreros, criadas del hogar, putas, sumisas, mujeres de y madres. Mujeres activistas que eran artistas, periodistas, escritoras, científicas, deportistas y un largo etc que lucharon día y tras día alzando la voz por todas nosotras, las chicas del futuro que ya hemos llegado al presente.

¿A quien no mencioné?

A las abuelas, a tú abuela, a la de tu amiga, a la de tu compañero de clase, a la madre de tu
padre y de tu madre.

Las grandes olvidadas en este papel, nuestras abuelas que muchas aún siguen en pie y que
sin darse cuenta lucharon desde su casa. Prueba de superación y relegadas a un plano inexistente, no eran burguesas sino obreras silenciadas por una sociedad patriarcal. Luchadoras natas, trabajadoras sin descanso y sin remuneración. Testigos de lo inaudito para muchos de nosotros, savias y no consideradas como tal.

Abuelas, mujeres que no fueron libres y que jamás se le ha reconocido su valor integro, mujeres que a día de hoy todavía siguen ejerciendo de madres de sus hijos y de sus nietos, mujeres que siguen trabajando en casa sin salario alguno. No hay jubilación alguna para el trabajo de una abuela, mujer obrera en casa y madre eterna.

Nuestras abuelas, son supervivientes y ejemplo de fuerza, son heroínas que jamás se rindieron pese a sus condiciones de vida, sometidas a ser la mujer de, a no poder decidir por ellas mismas, ni votar y tampoco abrirse una cuenta de banco, abuelas que empezaron a ejercer de adultas desde los siete años trabajando en el hogar, cuidando de sus hermanos pequeños e incluso de los mayores, abuelas que muchas también trabajaban fuera de casa cobrando en negro y oye, encargadas del hogar igualmente, ellas solas. Salieron adelante, aunque siempre juzgadas como complementos del hombre, maltratadas por la política, por el sistema, por el hombre.

Preguntale a tu abuela lo que vivió, preguntale como era su vida y la de sus amigas, preguntale las agresiones machistas que sufrió y que sigue sufriendo. Su testimonio, su lucha es igual o incluso más importantes que el de una activista conocida por sus libros de filosofía como puede ser Virginia Woolf o Simone de Beauvoir. Empapate de cultura, de información y formación pero no infravalores las fuentes más cercanas que tienes, tu madre y tu abuela: la madre eterna, no haber estudiado no la hace estúpida ni ignorante, ella es el reflejo de lo que la sociedad un día fue y por ello, es mujer savia y guerrera.

A día de hoy, tu abuela sigue trabajando y sigue siendo una luchadora, su rol en la sociedad sigue siendo el de madre y su hogar. Mientras madres trabajan fuera de casa, siguen trabajando dentro de casa y criando a sus hijos, algunas todavía tienen que sacrificar su tiempo libre, su vida profesional para poder hacerse cargo de sus hijos, otras se ven obligadas a trabajar día tras día y peor pagadas que un hombre para poder alimentar a sus hijos si o si y no te equivoques, siguen trabajando en el hogar. Claro ejemplo de muchas de nuestras madres, mujeres de clase obrera como nuestras abuelas, dos generaciones distintas pero con una cosa en común: El rol de género perpetuado por el sistema. Madre obrera que no tiene tiempo para sus hijos, abuela madre eterna dispuesta ayudar a su hija y a hacerse cargo de sus nietos a la vez que cuida del hogar.

El patriarcado tiene a su fiel aliado, el capitalismo, un sistema social en el que por mucho que creáis que la igualdad de género va ganando ahora, no es cierto, mientras la clase obrera siga sometida al capital jamás la mujer se liberará de las cadenas que perpetúan el rol de su género. La emancipación económica de la mujer es el gran paso para destruir el sistema, tu abuela no fue libre y tampoco lo es ahora, tu madre no es libre y tú? Tampoco lo eres.

Escucha a las abuelas, escucha lo que te tienen que decir, respetala y piensa siempre en lo que han vivido que no es moco de pavo. Igual no fue cantante, modelo, escritora, deportista, periodista, igual nunca tuvo una oportunidad para destacar pero por ello no es menos importante, ellas son las verdaderas protagonistas de esta historia, ellas también son las que vivieron en sus propias carnes el maltrato machista y económico, igual no consideras que su trabajo fuera importante pero si hoy estamos aquí en parte es por ellas, que crío a tus padres, que trabajó sin parar fuera y dentro de casa, que aguantó sufriendo solo por sus hijos y que a día de hoy, sigue ahí haciendo el mismo trabajo: ser madre de hijos, de nietos, de hogar. Madre eterna.

Dale voz, no dejes que sus historias caigan en el olvido.

Fotógrafo: @calorcronica 

Comentarios

Entradas populares de este blog

El primer día

Hoy he recordado el primer día que nos vimos, una tarde de Invierno a las tres y cuarto en el mismo sitio de siempre. Tal vez sea algo extraño pero recuerdo ese día como si fuera ayer, un viernes que hice campana como de costumbre pero esa vez fue para verte a ti, en ese momento no sabía que ibas a ser tan importante para mí. Aquellos nervios que tuve durante toda la mañana fueron aumentando poco a poco hasta que subí al metro dirección a conocerte, en esos diez minutos de trayecto me entraron muchas dudas en la cabeza, miedos estúpidos y pensamientos que tan solo hacían que me ahogara en mi propia inseguridad. Cuando por fin llegué a mi destino, al bajar del metro me quedé cinco minutos sentada en el andén porque todavía no me veía capaz de salir al exterior, en ese momento empecé a pensar que tal vez había sido un error quedar porque creía que no era lo suficiente buena como para poder gustarle a alguien como tú y tenía miedo a que me volvieran a hacer daño, esa era la razón por la…

El amor

"El amor es ese deporte en el que sin saber andar nos echamos a correr" Marwan

El amor es como un avión, antes de subirte en el tienes dudas y al empezar al entrar sientes unos nervios en el estomago. 
Cuando va a despegar tienes miedo por si ocurre una tragedia, mientras vuela entre las nubes estás tranquilo y disfrutas del momento.
A veces hay turbulencias que te hacen dudar si esto saldrá bien, pero siempre vuelve a la calma y sigues disfrutando del viaje.
Finalmente aterriza y como todo lo bueno siempre acaba.
Fotografa: Dulcinea

Comunicado a todos los padres

Comunicado para todos los padres Siento si alguna vez he defraudado a mis padres, si no he hecho lo que esperabais que fuera correcto o si no os he dado suficientes motivos para sentiros orgullosos de mí. Los hijos somos como los padres en realidad, nadie nos da un manual para ser los mejores y por eso tropezamos tantas veces, cometemos errores una y otra vez pero somos personas también. Con el tiempo crecemos, aprendemos y maduramos. Tened paciencia con nosotros, tal vez su hijo se comporte como un rebelde o sea tan cerrado que resulta ser un antipático con los demás pero creerme cuando os digo que todo tiene una explicación, la adolescencia es la etapa más vulnerable de todas las personas. Recordad que debéis tener paciencia si no os escucha, muchas veces sentimos que vosotros tampoco nos escucháis cuando lo necesitamos. No presionéis para que hagan lo que queréis, a veces podemos estar perdidos pero siempre encontramos nuestro camino, nosotros somos los que debemos decidir sobre nuestro…