Ir al contenido principal

Antes de conocerte

                     Antes de conocerte                     

Antes de conocerte, 
no solía despertarme con ganas de vivir 
la vida o al menos el día.

Antes de conocerte,
no tenía esperanza en mi ni en
nadie más.

Antes de conocerte,
no podía ser capaz de mirar a alguien
 y sonreír sin ninguna razón.

Antes de conocerte,
no quería descubrir mundo sino 
tan solo esconderme de
todo el mundo.

Así que en definitiva, 
antes de conocerte no sabía
  lo que era ser
     feliz




Comentarios

Entradas populares de este blog

El amor

"El amor es ese deporte en el que sin saber andar nos echamos a correr" Marwan

El amor es como un avión, antes de subirte en el tienes dudas y al empezar al entrar sientes unos nervios en el estomago. 
Cuando va a despegar tienes miedo por si ocurre una tragedia, mientras vuela entre las nubes estás tranquilo y disfrutas del momento.
A veces hay turbulencias que te hacen dudar si esto saldrá bien, pero siempre vuelve a la calma y sigues disfrutando del viaje.
Finalmente aterriza y como todo lo bueno siempre acaba.

El primer día

Hoy he recordado el primer día que nos vimos, una tarde de Invierno a las tres y cuarto en el mismo sitio de siempre. Tal vez sea algo extraño pero recuerdo ese día como si fuera ayer, un viernes que hice campana como de costumbre pero esa vez fue para verte a ti, en ese momento no sabía que ibas a ser tan importante para mí. Aquellos nervios que tuve durante toda la mañana fueron aumentando poco a poco hasta que subí al metro dirección a conocerte, en esos diez minutos de trayecto me entraron muchas dudas en la cabeza, miedos estúpidos y pensamientos que tan solo hacían que me ahogara en mi propia inseguridad. Cuando por fin llegué a mi destino, al bajar del metro me quedé cinco minutos sentada en el andén porque todavía no me veía capaz de salir al exterior, en ese momento empecé a pensar que tal vez había sido un error quedar porque creía que no era lo suficiente buena como para poder gustarle a alguien como tú y tenía miedo a que me volvieran a hacer daño, esa era la razón por la…

Comunicado a todos los padres

Siento si alguna vez he defraudado a mis padres, si no he hecho lo que esperaban que fuera correcto o si no he dado suficientes motivos para que se sientan orgullosos de mí. Los hijos somos como los padres en realidad, nadie nos da un manual para ser los mejores y por eso tropezamos tantas veces, cometemos errores una y otra vez pero somos personas también, errar es humano. Con el tiempo crecemos, aprendemos y maduramos. Tened paciencia con nosotros, tal vez su hijo se comporte como un rebelde o sea tan cerrado que resulta ser un antipático con los demás pero creerme cuando os digo que todo tiene una explicación, la adolescencia es la etapa más vulnerable de todas las personas. Recordad que debéis tener paciencia si no os escucha, muchas veces sentimos que vosotros tampoco nos escucháis cuando lo necesitamos. No presionéis para que hagan lo que queréis, a veces podemos estar perdidos pero siempre encontramos nuestro camino, nosotros somos los que debemos decidir sobre nuestro propio …