Ir al contenido principal

Aceptación



Aceptación

No sé como empezar esto, ni lo que realmente pretendo pero he de hacerlo:
Supongo que siempre he sido una inadaptada en muchos sitios, siempre me han hecho sentir inferior y siempre he creído que nadie me aceptaría por como soy. Una vez me convencí de mi misma que no valía la pena seguir si nadie luchaba por mi, intenté acabar con mi camino pero fallé por cobardía.
Hace un tiempo volví a convencerme a mi misma de una cosa: Que si no valía la pena seguir era porque yo no luchaba por mi. En definitiva, la única persona que me podía salvar de mi vida era yo misma.
Una reflexión que me costó aceptar y que sin duda alguna, causó efectos colaterales en mí interior, como la decepción. Llegó un día en el que me enfrenté a mi misma, miré en el espejo todas mis imperfecciones y pensé en todos mis defectos, llegué a la conclusión que eran muchos pero que me tenía que querer, porque si no lo hacía yo quien lo haría?
Y ahí fue mi primera decepción, duré nada dos días porque me encontré con un idiota que decidió que era mejor que yo y por eso merecía ser humillada, haciéndome saber que yo era menos que los demás. No pude ser fuerte, me derrumbé y preferí creerme todo lo que me decían, como solía hacer siempre.
Aún así al tiempo me levanté y empecé a reconstruirme otra vez, me volví a mirar en el espejo y me acepté una vez más como era. Cada vez que intentaban derrumbarme lo ignoraba, poco a poco fui creándome una coraza que me protegía del exterior y empecé a coger confianza en mi.
Llegamos al presente. Me miro al espejo y me veo todos mis defectos, a veces sonrío y otras veces lloro. Esa es mi lucha diaria, cada día intento quererme y acepto que no soy perfecta pero es que a caso alguien lo es? Se que tengo días malos y días en los que me miraré y me odiaré por ser como soy pero al menos ya me acepto con mis altibajos.
Aunque no me quiera del todo eso no significa que los demás no me puedan querer. Y esta es mi aceptación.

Comentarios

  1. No es cuestión de lo que te demuestren, ni de que te quieran es cuestión de que te quieras para, así, poder querer. No te parece motivación suficiente que para querer te tengas que querer, porque si no te quieres ¿cómo podrás entregar lo mejor de ti misma a quién quieres?

    Crea en sí misma no hay nadie como ud. Le recomiendo leer esto:

    http://japalpilpa.blogspot.com.es/2015/11/una-guia-de-vida-miguel-de-unamuno.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme, ahora mismo le echo un vistazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El amor

"El amor es ese deporte en el que sin saber andar nos echamos a correr" Marwan

El amor es como un avión, antes de subirte en el tienes dudas y al empezar al entrar sientes unos nervios en el estomago. 
Cuando va a despegar tienes miedo por si ocurre una tragedia, mientras vuela entre las nubes estás tranquilo y disfrutas del momento.
A veces hay turbulencias que te hacen dudar si esto saldrá bien, pero siempre vuelve a la calma y sigues disfrutando del viaje.
Finalmente aterriza y como todo lo bueno siempre acaba.
Fotografa: Dulcinea

El primer día

Hoy he recordado el primer día que nos vimos, una tarde de Invierno a las tres y cuarto en el mismo sitio de siempre. Tal vez sea algo extraño pero recuerdo ese día como si fuera ayer, un viernes que hice campana como de costumbre pero esa vez fue para verte a ti, en ese momento no sabía que ibas a ser tan importante para mí. Aquellos nervios que tuve durante toda la mañana fueron aumentando poco a poco hasta que subí al metro dirección a conocerte, en esos diez minutos de trayecto me entraron muchas dudas en la cabeza, miedos estúpidos y pensamientos que tan solo hacían que me ahogara en mi propia inseguridad. Cuando por fin llegué a mi destino, al bajar del metro me quedé cinco minutos sentada en el andén porque todavía no me veía capaz de salir al exterior, en ese momento empecé a pensar que tal vez había sido un error quedar porque creía que no era lo suficiente buena como para poder gustarle a alguien como tú y tenía miedo a que me volvieran a hacer daño, esa era la razón por la…

Comunicado a todos los padres

Comunicado para todos los padres Siento si alguna vez he defraudado a mis padres, si no he hecho lo que esperabais que fuera correcto o si no os he dado suficientes motivos para sentiros orgullosos de mí. Los hijos somos como los padres en realidad, nadie nos da un manual para ser los mejores y por eso tropezamos tantas veces, cometemos errores una y otra vez pero somos personas también. Con el tiempo crecemos, aprendemos y maduramos. Tened paciencia con nosotros, tal vez su hijo se comporte como un rebelde o sea tan cerrado que resulta ser un antipático con los demás pero creerme cuando os digo que todo tiene una explicación, la adolescencia es la etapa más vulnerable de todas las personas. Recordad que debéis tener paciencia si no os escucha, muchas veces sentimos que vosotros tampoco nos escucháis cuando lo necesitamos. No presionéis para que hagan lo que queréis, a veces podemos estar perdidos pero siempre encontramos nuestro camino, nosotros somos los que debemos decidir sobre nuestro…