Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Antes de conocerte

Antes de conocerte
Antes de conocerte,  no solía despertarme con ganas de vivir  la vida o al menos el día.
Antes de conocerte, no tenía esperanza en mi ni en nadie más.
Antes de conocerte, no podía ser capaz de mirar a alguien  y sonreír sin ninguna razón.
Antes de conocerte, no quería descubrir mundo sino  tan solo esconderme de todo el mundo.
Así que en definitiva,  antes de conocerte no sabía   lo que era ser      feliz. 



Aceptación

No sé como empezar esto, ni lo que realmente pretendo pero he de hacerlo.
Supongo que siempre he sido una inadaptada en muchos sitios, siempre me han hecho sentirme inferior y siempre he creído que nadie me aceptaría por como soy. Una vez me convencí de mi misma que no valía la pena seguir si nadie luchaba por mi, intenté acabar con mi camino pero fallé por cobardía.
Hace un tiempo volví a convencerme a mi misma de una cosa, que si no valía la pena seguir era porque yo no luchaba por mi. En definitiva, la única persona que me podía salvar de mi vida era yo misma.
Una reflexión que me costó aceptar y que sin duda alguna causó efectos colaterales, como la decepción. Llegó un día en el que me enfrenté a mi misma, me miré en el espejo todas mis imperfecciones y pensé en todos mis defectos, llegué a la conclusión que eran muchos pero que me tenía que querer, porque si no lo hacía yo quien lo haría?
Y ahí fue mi primera decepción, duré nada dos días porque me encontré con un idiota que decidió…

Avanzar

XVII. AVANZAR               
Vivir en un sinsentido no es vivir, sino estar en pausa mientras  todos avanzan en direcciones opuestas.
Tropezarse una y otra vez con la misma piedra, es repetir una y otra vez el mismo error.
Avanzar sin un futuro es arriesgarse, supongo que se requiere una  valentía que no se tiene.
Estancarse en un pasado, anclado en lo mismo.